Momentos de “¡Menos mal que sólo lo pensé y no se lo comenté a nadie!”…

29 Nov

Si tuviera un mínimo de vergüenza no le contaría esto a nadie. Pero como dirían en Superbritánico “from the lost, to the river“, que una se debe a sus lectores. 

Todo comenzó un día en el que pasaba yo por un hipermercado. Digo pasaba porque realmente estaba allí de paso, haciendo tiempo para no congelarme en la parada del autobus y morir. El caso es que ví unas rasquetas (o como cada cual las llame), de éstas para quitar la mugre que queda pegada en la vitrocerámica de la cocina, y me acordé de que en la casa en la que ahora vivo hacía falta comprar una desde el día en que llegué. [Según la madre la anterior se rompió. Mi teoría, viendo el particular concepto de limpieza que tienen en la casa, es que nunca han limpiado la vitro ni la encimera y punto. No pasa nada, ya rompo yo con esa bonita tradición]. Estuve a puntito de comprarla, porque además era como muy grande y me parecía de lo más práctica, pero no sé bien qué me dió en el hocico que al final pasé de la rasqueta. La cual por cierto estaba extrañamente situada en el pasillo de cosas para el jardín (¿?).

Horas más tarde subo en el coche con la citada madre y me encuentro dos “rasquetas” como la descrita en la alfombrilla de los pies del copiloto. No entiendo, pero no digo nada (soy de las de más vale callarse y parecer tonto que abrir la boca y demostrar que lo eres) y pienso que lo mismo de repente le ha dado un ataque de limpieza y pulcritud. El caso es que cuando llegamos a casa a la mujer se le olvidan en el coche, “mucho interés tiene ésta por limpiar…” pienso, pero como tampoco quiero ofender pues repito operacion y no digo ni mú.

Esa noche nieva por primera vez en la temporada de invierno (yujuuuu……).

A la mañana siguiente, envuelta en bufandas, salgo al jardín para coger el coche e irnos cuando me encuentro al niño pequeño tan natural “preparando el coche”. Concretamente, quitando el hielo que se había formado en los cristales con La Superrasqueta. ¡Anda! ¡que va a resultar que no es para la vitro y por eso no estaba en el pasillo de las cosas de cocina!… Bochorno interno elevado a la maxima potencia que solo supe paliar a base de coger la otra pieza y pegarme con el hielo del parabrisas hasta dejarlo mas brillante que en el concesionario.

Quiero pensar que no todos los españoles serían tan tremendamente tontos. Soy yo que vivo en una ciudad de clima suave y que siempre he guardado el coche en un garaje…

.

Como regalo y colofón una última anécdota friolera, y es que dos veces ya ha sido tal mi desesperación por la calle que me he visto obligada a correr en redondo cual perrillo y saltar cual profesora de aerobic para intentar hacer a mis miembros entrar en calor. Pensaba ilusa de mí que en circunstancias tan insoportables mis acompañantes comprenderían que lo que quería era meterme en algun lugar templado o irme directamente a casa, pero no.

El problema es que aquí la gente entiende que esto de pegarse carreritas contra el frio lo hagan los niños pequeños, pero ven a alguien de más de 1,40 metros de altura y no comprenden. Desconozco si es que al cumplir los 18 a esta gente le salen tremendos callos en pies y manos cual guantes y calcetines naturales. Totalmente incomprensible. Yo de acá para allá como si no tuviera nada mejor que hacer y ellos sin inmutarse. Lo gracioso es que una vez más mi condicion de joven emigrante española logró exculparme de todo comportamiento atípico: se pensaban que me había dado por palmear y taconear en plan Rafael Amargo. Amargura es lo que inundaba mi ser.

– ¡Que no señora, que yo no tengo gracia ni arte! (soy cántabra, no andaluza, tendría que haber matizado) ¡QUE YO LO QUE TENGO ES FRIO!

.

.

Posdata. Para aquellos que estén altamente preocupados por mi supervivencia: tranquilos, me he comprado un abrigo nuevo. El menos feo que he encontrado.

Advertisements

One Response to “Momentos de “¡Menos mal que sólo lo pensé y no se lo comenté a nadie!”…”

  1. Melero November 29, 2013 at 10:24 pm #

    Como diria el Luisma: “me parto y me mondo”, jajajaja.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: