Dad: a daughter’s first love

19 Mar

Un par de veces en las últimas semanas me han preguntado qué iba a regalar hoy por el día del padre. Me lo preguntaban con pereza, con tono de otra vez a gastar dinero en alguna chorrada y encima se me han acabado las ideas… A todos se les ha quedado cara de incredulidad cuando les he contado tan campante mis regalos: una foto y un dibujo.

Esta mañana mi profesor de inglés, que acababa de presumir de la chaqueta que le han regalado sus hijas, ha llegado a decirme con notable sorna “Pero eso es un buen regalo cuando tienes cinco años ¿no?”.

No le quito la razón. Seguramente tengo mucho de infantil y de romántica, y además intento tener lo mínimo de consumista compulsiva patrocinada por el Corte Inglés. Sé que no es gran cosa, pero hago lo que puedo y estoy segura de que así mi padre se va a sentir todo lo adorado que debe sentirse, porque -cómo no- ¡mi padre también es el mejor padre del mundo!

Y no hay chaqueta que lo demuestre mejor que un buen abrazo.

.

Lo cierto es que llevo ya unos cuantos meses con la “tontería” ésta de que no quiero comprar nada que no necesite (ni para mí ni para los demás), y que lo que compre no quiero hacerlo en cualquier lado ni de cualquier manera. Un intento de boicot personal a las grandes superficies y a “los chinos” (como se lo trato de definir a los amigos) con el que poner mi granito de arena y sentirme menos culpable de los males del mundo.

Cuando se lo cuento a la gente, eso de que llevo casi medio año sin comprar nada de ropa más que un jersey de segunda mano (por 2 euros) y unas botas (por necesidad imperiosa y hechas en España), que mis regalos de reyes fueron todos homemade y que he vetado muchos comercios en mi vida, lógicamente me preguntan con curiosidad por qué, cosa que no me resulta nada fácil de explicar así en veinte segundos y sin un guión en mano. Les suelo decir que tengo que pasarles un par de artículos y documentales, aunque la verdad es que al final no lo hago por convicción de que no los verían…

[Hoy es un día muy bonito y además tengo fiebre, así que dejo para otra entrada el plato fuerte sobre la obsolescencia programada, la esclavitud, la explotación y demás temás escabrosos que, aunque hagamos como que no, están ahí y van a seguir estando si no probamos a hacer nada diferente. Por hoy los aparco, pero quedan pendientes.]

.

Hoy me basta con recordaros que NO ES OBLIGATORIO comprar nada hoy a los padres y abuelos, ni a los Josés, ni a José Luis, Antonio José, José David, Pedro José, Chus, Marichus, Achús (eso era un estornudo), Josefa, Mariajosé, Chusa, etc etc etc… Para empezar porque en este país tan original de cultura catolicocristiana nos veríamos obligados a hacer un regalo a dos tercios de nuestra escalera. NO hace falta.

Igual que no hace falta comprar nada en San Valentín, los santos, los aniversarios, ni siquiera siempre en los cumpleaños o las Navidades. Sé que mucha gente no está de acuerdo conmigo pero lo siento, pienso así. Y cuando encuentre que tengo algo que comprar a alguien lo haré y cuando no, no. Yo no soy de las que pasa lista los días indicados en el calendario a ver si todo el mundo ha mandado su paquetito, me parece absurdo. Personalmente, cuando en el momento menos pensado piense que lo que más me apetece es tejerle a alguien una bufanda (muy abuelil pero cierto), hacerle un bizcocho o tortilla de patata, un llavero, unos pendientes o un maldito dibujo, pues lo haré también y, al menos, será sincero. This is how it works here, darling.

.

A mí me demuestra mucho más que me hagan algo especial, personalizado, que me hagan un zumo de naranja por la mañana, que me escriban algo en la acera o que me inviten al cine o a pasear. Debo ser entre clásica y un rollo, pero va en serio, detesto que me hagan regalos de compromiso de No sabía qué regalarte y le pregunté a la tendera. Se nota mucho y todos sabemos que van a ser depositados en una estantería y dentro de un par de años tirados a la basura o donados si valen algo. Quizá sea duro, por eso quiero ahorraros el mal trago queridos. Sepais que yo no hago más regalos de esos.

A cambio, os ofrezco una lista de cosas maravillosas que debeis hacer a vuestros seres queridos siempre que tengais ocasión, como llamarles por teléfono, componerles un soneto, imprimirles una foto en que salís juntos y hacer un marco con macarrones, prepararles una comilona, llevarles a un musical o a clases de baile, dejar notitas de amor en sitios inesperados, hacerles una pancarta, llevarles a cuchus (o al menos reíros intentándolo), despertarse a tiempo sólo para mandarles un mensaje deseándoles los buenos días, comprarles flores, darles achuchones y decirles “GRACIAS POR SER COMO ERES”.

Queriéndoos como os queréis, no siempre hace falta una chaqueta que lo demuestre. Y espero que mi padre, al igual que otras cuantas personas, sepan de sobra lo importantes que son para mí.

.

¡Un saludo y un barato y feliz día de San José!

.

Pd. Justo hoy he leído este artículo con el que me siento muy identificada en una de esas revistas en las que me encantaría trabajar. ¡Igual es una señal y estoy hecha para ellos! Quien quiera también puede leerlo y comentar.

Advertisements

3 Responses to “Dad: a daughter’s first love”

  1. julia March 19, 2014 at 8:34 pm #

    Hay algo en lo que estamos de acuerdo; tienes el mejor padre del mundo 😀

    • Nemesia March 19, 2014 at 8:43 pm #

      Y en alguna cosa más estaremos de acuerdo ¿no? Aunque tu sigas comprando en Mango 😉

  2. bitpsi March 29, 2014 at 12:45 am #

    Nem, hermoso post. Soy padre desde muy muy joven y aún conservo tantas tarjetas y dibujos hechos por mis hijas.Y es cierto eso de que un granabrazo es mejor que cualquier chaqueta!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: