Neme (-)

Neme, como cualquier persona que espere tener su aprobación, jamás tira un envoltorio o papel por la calle, no habla para el cuello de la camisa y evita comprar en tiendas donde los maniquíes padecen desnutrición. Le pone de los nervios la gente que no da ni los buenos días en el ascensor, los que huelen a vinagre y los que necesitan lamerse el pulgar para pasar las páginas de un periódico.

No le gustan los tráiler que desvelan media película, los ensayistas que escriben encriptadamente solo por joder, ni los críticos de arte que se las dan de modernos alabando cualquier tipo de obra rara que ni a ellos mismos les gusta. Por descontado que le dan repelús las uñas largas, especialmente las de los pies (no hagáis eso, por favor).

Por increíble que parezca, no tiene juegos en el ordenador ni el teléfono y no le gustan la nata montada, los Donuts ni ese inexplicable y envenenado invento de los roscones de reyes.  Tampoco es muy fan de McDonalds, Starbucks y demás primos ricos y engreídos. No le haría ilusión tener un cerdo vietnamita ni un perrito de esos que se lleva en el bolso y no entiende la revolución de las deportivas con tacón. Tampoco ha podido nunca con la misteriosa complejidad de la tabla del 8 y la formulación inorgánica.

Odia ser incapaz de utilizar Superglue sin que se le peguen los dedos, la guasa de los abrefáciles difíciles, que la agujereadora nunca haga los agujeros a la misma altura en todas las hojas y que siempre que sale alguien le haga un agujero en las medias con el cigarro. También odia que la gente fume y que escupa por la calle. Que hablen por teléfono en el autobús para que se entere todo el auditorio, que digan demasiadas obviedades y repitan las mismas muletillas ridículas, que escriban irrevocablemente “haber” en lugar de “a ver” y se quejen de todo pero digan que pasan de la política y que no tienen tiempo para leer.

Dice NO a los camareros graciosetes en exceso y también a los que no cogen una broma, a los dependientes con mala leche, las vecinas cotillas y la gente que te mira raro por cantar o saltar por la calle. NO a los que comen el sandwich y las gambas con cuchillo y tenedor y los que dejan el currusco del pan. NO a los baños de los bares en los que jamás se repone el papel. NO a hacer malabarismos para atravesar sin ayuda el control de seguridad de un aeropuerto y a las personas que tratan de perpetuar el mito de que las mujeres no hacen pis ni caca. NO a los silencios incómodos, las vergüenzas vergonzosas y los protocolos sinsentido, NO a las caras largas e insípidas y, clarísimamente, NO a la gente que no sabe reírse a carcajadas.

 .

Advertisements

2 Responses to “Neme (-)”

  1. A. I. M. April 3, 2014 at 2:29 pm #

    Haber, los roscones de reyes están muy ricos …

    No en serio, dan asco, tienes razón 🙂

    • Nemesia April 3, 2014 at 3:51 pm #

      Esas sospechosas frutas de colores fosforitos las carga el demonio y todo el mundo lo sabe.
      Gracias por comentar, espero verte de nuevo por el blog! 😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: